LA SEMILLA DE LA INTRANQUILIDAD


chat

La elección de temas para conversar en los grupos de mensajería instantánea es amplia. Con tanta variedad, uno  de los temas más recurrentes es el de enjuiciar a los que tratan de educar a nuestros hijos.

Hay auténticos expertos  dentro del grupo en sembrar la semilla para que brote el frondoso bosque de la intranquilidad.

El Doctor Mario Alonso Puig dice “Cuantas veces construimos realidades con dos fragmentos de información y un montón de suposiciones“.

Veo a diario en el colegio como a partir de retazos de información sesgada se pueden llegar a enjuiciar a un docente, a un monitor de comedor, a un niño… Llegando a extremos que pueden acabar con la moral del más entusiasta.

Está claro que hay “cosas” y “casos” que nos preocupan de la educación de nuestros hijos.

Para resolverlos estamos dotados del lenguaje. Lo podemos usar de forma constructiva o destructiva.

Si realmente te preocupa algo de la educación de tu hijo: ¡Ve y háblalo!, estoy seguro de que te van a escuchar y van a intentar ayudarte, no es necesario que intranquilices al grupo ni que hagas de tu causa la causa común.

Está claro que podemos encontrar todo tipo de docentes, pero antes de etiquetar, es conveniente dar la oportunidad a la persona que está educando a tu hijo de que exprese su método, para que puedas tener información de primera mano. Espero que también desarrolles estrategias para identificar a los que hábilmente siembran esa semilla de la intranquilidad.

¿Podríamos estar hablando de un modo de acoso? Ayudados por la facilidad e inmediatez que nos da un simple mensaje de móvil se consigue sembrar el pánico entre los padres del grupo, que además de ocupaciones, se preocupan realmente por sus hijos y por hacer de ellos seres autónomos y sociales.

Para nosotros el más importante del mundo es nuestro hijo, pero para el docente hay 25 niños y niñas igual de importantes.

El lenguaje no sólo describe la realidad, también la crea,  una sola frase destructiva escrita sin ser contrastada, puede cambiar como afrontar el día, incluso  puede llegar a cambiar la dinámica del colegio.

Usad de un modo constructivo  y con buen fin el lenguaje.

El 90% de familias son colaboradoras, ayudemos a ese 10% restante a que tengan otros temas de conversación y sean más productivos que destructivos. Si te sucede algo en el cole de tu hijo, no hace falta que vayas al Director, al Inspector, al Consejero, al Ministro… ni que te difumines en el chat o entre firmas. Ve y háblalo directamente con la persona implicada y casi siempre te escuchará.

Las personas somos máquinas de evaluar, comparamos al profe de nuestro hijo con el del curso anterior, al colegio con el de nuestros sobrinos y vecinos y siempre tendemos a poner el foco en la desventaja antes que en la ventaja.

Todos somos diferentes, nuestros hijos, a lo largo de su historia escolar, tendrán maestros y compañeros de todo tipo, cada uno con unas creencias y unos valores diferentes. Todos ellos, nos gusten más o menos, contribuirán a construir su identidad y prepararles para una vida de  adultos en las que encontrarán compañeros o jefes con los que se entiendan más o menos. En definitiva esa variedad no va a hacer nada más que enriquecerlos.

Cambiarán de compañeros, grupo, profesores, colegio…pero la familia será la misma. Qué tiene más peso: ¿los valores y educación familiar o el mejor colegio?

Sé cooperativo con los que educan a tu hijo, no hables mal de ellos y mucho menos delante de  los niños. Comunícate con ellos antes de criticarlos y rema en la misma dirección. Llegaremos al puerto del entendimiento, del buen ejemplo y de la mejora social.

¿Qué realidad quieres construir con tu lenguaje?

Quiero dar las gracias a Don Eugenio, Don Conrado, Don Vicente, Doña Amparo…Porque cada uno de ellos me enseñó a descubrir lo que me gusta y lo que no.

También a mis padres y hermanos, por educarme con unos valores que puede que no sean los mejores, pero sin duda los mejores que ellos tenían.

22 thoughts on “LA SEMILLA DE LA INTRANQUILIDAD

  1. Lucía 22 septiembre, 2015 / 10:56 pm

    Sin duda, en el marco educativo es importante remar en una misma dirección con todos los que tienen en sus manos la educación de los niños.
    Enel contraste de personalidades ellos encontrarán sus referentes, desde nuestra optica no podemos establecer cuál es el patrón. Hay que escuchar más y comunicarse mejor. No se debe imponer una postura.
    No tengo hijos pero recinozco que en otros ámbitos y grupos se siembra muchas veces esa semilla de intranquilidad tóxica que no invita al dialogo o a la construcción sino a sembrar esa polémica, normalmente por el ansia de la discusión permanente que no resuelve nada y muchas veces crea frustración entre los miembros. Un gran artículo.

    Le gusta a 1 persona

    • Javi Sobrino 23 septiembre, 2015 / 4:21 pm

      Muchas gracias Lucía. Por tu comentario y por dedicar tiempo a la lectura del artículo.
      Totalmente de acuerdo, es extrapolable a otros contextos, no sólo es exclusivo del ámbito educativo.
      Una buena comunicación es básica para el buen funcionamiento de cualquier sistema.
      Un abrazo y gracias.

      Me gusta

  2. Gabi 23 septiembre, 2015 / 8:22 pm

    Soy madre y profesora. Me reconfortó tanto leer esto…; tanto sentido común…

    Le gusta a 1 persona

  3. cristina acquaroni aguilera 24 septiembre, 2015 / 6:20 am

    Totalmente de acuerdo. Si tendemos a la critica de los otros educadores de nuestros hijos, les creamos desconfianza para la vida.

    Le gusta a 1 persona

  4. Ana 24 septiembre, 2015 / 6:38 am

    Gracias por este artículo. Lo voy a usar en mi asamblea de familias!! Tengo ejemplos increibles

    Le gusta a 1 persona

  5. María 24 septiembre, 2015 / 9:00 am

    Me encantó el artículo. Soy docente, intento hacer mi trabajo lo mejor posible cuidando de más de 70 niños de todas las edades durante los recreos…y ya he recibidos acusaciones de padres por mediación del director…me hace sentir indefensa, puesto que no puedo defenderme al no tener de frente a quien hace la acusación. Si algo pasa en un momento concreto y yo no he sido capaz de solucionarlo, es en ese momento preciso cuando se me debe comunicar para intentar enmendarlo! No ha de ser tan importante algo que te callas y esperas al día siguiente para comunicar, y haces mucho daño con ese procedimiento. Es algo que me incumbe a mí, a mis niños, y al que pone la queja….por qué meter a nadie más por medio? Si observas desde la puerta del colegio, algo que está ocurriendo dentro y no te gusta, te invito a que entres y que me pongas sobre aviso, porque yo quiero lo mejor para mis niños, y esos ojos de más que observan desde fuera, deben ser un apoyo para lograr mejorar mi labor, no para empeorarla!

    Le gusta a 1 persona

  6. Eva 24 septiembre, 2015 / 4:26 pm

    Muy bueno! Como madre y como profe lo vivo tan cerquita…:) Pero además aplicable en cualquier ámbito, como nos gusta a todos emitir juicios a primera vista sin pensar en las consecuencias. El valor de las palabras…

    Le gusta a 1 persona

  7. Carlos Mellado Ramos 26 septiembre, 2015 / 2:55 pm

    Me encanta lo que acabo de leer y te felicito por lo bien que defiendes algo Justo.Es verdad que se puede hacer mucho daño cuando ciertos comentarios no son verdad, un afectuoso saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Javi Sobrino 26 septiembre, 2015 / 3:08 pm

      Gracias Carlos. En ocasiones dedicamos mucho tiempo a justificarnos por como educamos y restamos tiempo a ser proactivos y se limita nuestra capacidad para innovar y crear.
      Hay que favorecer la comunicación constructiva y la confianza en los educadores.

      Me gusta

  8. Raquel 27 septiembre, 2015 / 4:37 pm

    Me ha gustado mucho el artículo. Soy maestra y este es el primer año que voy a ejercercer de ello. Estoy muy nerviosa y a la vez ilusionada, y por eso me ha llamado mucho la atención tu artículo; es una de las cosas que más “miedo”me da…supongo que con la experiencia y sobre todo haciendo las cosas bien, al final todo saldrá de la mejor manera posible. Muchas gracias por compartir tu opinión con nosotros, estoy totalmente de acuerdo.

    Me gusta

    • Javi Sobrino 28 septiembre, 2015 / 4:43 pm

      Muchas gracias, Raquel.
      Siempre vencerá tu ilusión y entusiasmo, es un trabajo muy importante y bonito. Aprenderás cada día con tus alumnos.
      Un Abrazo.

      Me gusta

  9. María del Mar 29 septiembre, 2015 / 5:51 pm

    Muchas gracias por el artículo, me ha gustado y me he visto muy reflejada, ya que ese acoso y derribo lo he vivido como docente en mi centro.,con unos comentarios mal infundados y comparativos por unos padres, por no querer hablarlos conmigo directamente sus dudas e inquietudes y por resolverlos en persona, antes de hacer daño moralmente.
    Esto ha sido un nuevo aprendizaje en esta docencia, aunque he cambiado aspectos con mi relación con los padres, no he perdido, en cambio, mi ilusión en este bonito trabajo.

    Gracias por este gran artículo

    Me gusta

  10. Valle Ramos 1 octubre, 2015 / 11:30 am

    Totalmente de acuerdo!. ¡Que daño nos han echo los grupos de watts!, es tan fácil hablar las cosas directamente y preguntar las dudas sobre la educación de nuestros hijos de una manera directa que no debemos abusar de escondernos bajo un chat. Y por favor… entre todos respetemos a los docentes que tienen tanta paciencia y vocación.
    Saludos,

    Le gusta a 1 persona

  11. isa villalobos 1 octubre, 2015 / 5:13 pm

    Cuánta razón tiene, Javier Sobrino. Todos reconocemos el daño enorme que está haciendo esos grupos wasa de padres usados según categorías personales de todo tipo. Y no sólo en esa crítica al maestro sino en su uso como salvaguarda o colchón de garantía tan inconveniente para subsanar cualquier despiste o dejación de responsabilidades de nuestros alumnos o hijos. Que se le olvida o se desentendió de sus tareas para casa, pues ahí está mami de air bag, que mañana tenía que llevar algo para no se qué de plástica y este niño no me dice na, pues ahí está mami …en fin…todo un despropósito. Todo menos dejar que cada acción del niño tenga su efecto correspondiente, amable o desagradable, que sería lo conveniente. Allanándoles el camino de esta manera tan irresponsablemente torpe no hacemos más que confundirlos y debilitarlos. Y así vamos. Y así seguiremos si no hacemos los cambios necesarios.Si cada vez que un niño tirara una pelota para arriba se la recogiera su mami en el punto más alto antes de iniciar la caída, el niño jamás llegaría a saber que bota al tocar el suelo para volver a elevarse. El ejemplo no sé si será acertado , estoy cansada y no se me ha ocurrido otro. Pero quizás se me entienda. Esperemos que todo esto sea el boom del estreno de este invento y con blogs como este suyo vuelva todo un poco a la cordura. Ojalá, por la generación que tenemos entre manos. Personalmente, y sabedora del margen de error que conlleva cualquier generalización, yo los veo, en cuanto a educación, a la intemperie.

    Le gusta a 1 persona

  12. Mariam 1 octubre, 2015 / 8:16 pm

    Hola
    Después de leer el artículo lamentablemente me siento identificada en ese 10%del que hablas. Lo digo porque creo que alguna vez he podido malinterpretar algo y no he dicho o he aclarado el tema en ese momento quizá por no tener la valentía de hacerlo o por quedarme cortada en ese momento. Me cuesta expresarme a veces . Gracias por hacerme reflexionar y espero ser de ayuda para los educadores de mi hijo.

    Le gusta a 1 persona

    • CristinaVita 1 octubre, 2015 / 9:04 pm

      Desde luego que como madre no puedo estar mas de acuerdo. Gracias por recordarnos la gran labor que cada día hacen los profes con nuestros hijos y la necesidad que tenemos de aprovechar las nuevas tecnologías de forma constructiva.

      Le gusta a 1 persona

    • Javi Sobrino 1 octubre, 2015 / 9:09 pm

      Gracias a ti por tu interés. Me encanta que te haya hecho reflexionar, ese es el objetivo del artículo, que se consiga una comunicación directa y constructiva, conseguir cambiar dinámicas que no nos conducen a nada bueno.
      Ahora si que has mostrado valentía y humildad siendo consciente. Estoy seguro de que eres una gran ayuda para tu hijo y te va a hacer sentir genial colaborar y cooperar sus maestros. Felicidades!!!

      Me gusta

  13. alma 8 octubre, 2015 / 12:06 am

    Mil gracias, grandes verdades, agradecemos mucho el diálogo antes que el Pre-juicio, se pasa muy mal,no tenemos un voto de confianza y nos sobra la formación

    Le gusta a 1 persona

  14. Cristina 11 noviembre, 2015 / 6:07 pm

    Javier, me ha gustado tu artículo pero no comparto todo lo que comentas. Soy madre, no soy docente aunque mi trabajo esta relacionado con la educación.
    En mi opinión, algunos profesores dan por hecho que los padres somos el emimigo y que estamos en el bando contrario. Cuando todos deberíamos pensar en estar en el mismo equipo. Los profesores enseñan y los padres educan.
    Es cierto, que ante cualquier problema lo primero es acudir al colegio en vez de a un chat. Pero no hay que menospreciar estas poderosas herramientas para la comunicación tipo whatsapp. Son gratuitas, fáciles de usar y funcionan bastante bien. Por qué no utilizarlas?. Muchos padres (por horario laboral) no coinciden con los profesores de sus hijos y gracias a estas aplicaciones están permanentemente informados sobre deberes, extraescolares, etc.
    Formo parte desde hace años de dos grupos de whatsapp de padres de compañeros de mis hijos y jamás he leído una crítica hacia los profesores o colegio ni tratar ningún tema personal.

    Le gusta a 1 persona

    • Javi Sobrino 11 noviembre, 2015 / 6:12 pm

      Estoy de acuerdo en lo que comentas…Soy partidario de cualquier tipo de comunicación si es con un fin constructivo.
      Gracias por leerlo, Cristina.
      Un abrazo.

      Me gusta

  15. Sandra 28 septiembre, 2016 / 9:38 am

    Buenos días, me resulta un post de lo más realista en lo que respecta a la actualidad que nos rodea. Me lo han enviado ( junto al resto de padres de todo el colegio) y en mi humilde opinión decir que el diálogo como tal no debe desaparecer en ningún ámbito de nuestra vida. Empezando en casa y en todo aquello que nos rodee. Si bien es cierto que siempre achacamos a los demás las culpas, a veces, como remarca este artículo, utilizar bien las palabras no es fácil. Y menos en un chat donde todo es interpretativo….donde cada uno pone el émfasis donde quiere….donde la carga emocional puede a la razón. Soy de las personas que cuando tengo un problema voy a esa persona….pero hay que razonar antes y para eso pensar….árdua tarea pero este artículo me ha hecho reflexionar. Gracias. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s